Campañas negativas

Juan Ignacio Zavala, Milenio

 

Paradojas de la vida: Barack Obama enfrenta en estos días una verdadera campaña negra. En efecto, el último mes no ha sido de lo más tranquilo en términos de propaganda negativa para él, que dentro de unos días será declarado el candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos.

 

La elección presidencial en Estados Unidos ha sido siempre relevante para la comunidad internacional. Según diversos analistas estamos ante la elección de lo que podría llamarse un presidente global. Tal es la fuerza y la influencia del vecino del norte en el mundo.

 

Le elección del próximo noviembre tiene un matiz adicional que no es menor. Se enfrenta un candidato blanco contra uno negro; se enfrenta un candidato ya entrado en años contra un candidato joven. Las encuestas no dan márgenes amplios de diferencia y parece que estamos ante lo que será una elección cerrada.

 

Es precisamente en este tipo de elecciones que surgen las campañas negativas. Se trata de disminuir la preferencia por determinado candidato utilizando frases duras, imágenes de lo que se haya hecho en el pasado o aseveraciones polémicas que permitan a determinado electorado indeciso discutir los defectos o debilidades de un candidato.

 

Después de unos meses de éxito mediático parece que Obama tendrá que afinar su estrategia. McCain ha bombardeado al candidato demócrata en las últimas semanas. Al éxito innegable e impresionante que tiene Obama en el mundo, McCain ha reaccionado con diversos spots televisivos tachándolo de ser una especie de estrella pop pero que carece de experiencia para gobernar; ha dejado sentir que lo que le importa al demócrata es salir en la prensa y que no asiste a ningún lugar si no es con medios de comunicación.

 

Recientemente apareció un libro de ataque llamado The Obama Nation que, según reporta la prensa, está dedicado a dar una imagen del candidato como de sujeto radical ligado a grupos islámicos. Según resume El País el texto describe a Obama como —but of course— un “auténtico peligro para la nación.” El libro es un éxito, la primera edición fue de 450 mil ejemplares.

 

Todos aquellos que escandalizaban en México hace un par de años podrán sentarse a ver qué nos depara en materia de campañas negativas la campaña estadunidense, porque esto a penas comienza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s