“¿Quién podrá monitorearnos?”.

·         En el noticiero Joaquín López Dóriga (R. Fórmula), José Fonseca comentó:  Los senadores que con tanto entusiasmo impulsaron la reforma electoral, ayer estallaron contra el IFE. Echaban espuma en la tribuna por la petición del IFE para que se le aprueben mil millones de pesos más para cumplir con las nuevas tareas que le asignaron los senadores con su reforma electoral.

 

La realidad es que la reforma electoral convirtió al IFE en la central de medios más grande del país, a través del IFE se asignarán los tiempos de los partidos en casi 2 mil radiodifusoras y televisoras del país, distribuirán los spots a todas esas radiodifusoras y televisoras, tendrán que asegurarse que se transmitan en tiempo y forma.

 

Además vigilar que en ninguna de las casi dos mil radiodifusoras y televisoras se transmitan mensajes políticos prohibidos por la ley electoral.

 

Está claro que el IFE se quiso pasar de listo al pedir más de mil millones de pesos, igual que se pasaron de listos cuando se aumentaron el salario 20 por ciento. Pero a ver, señores senadores, y esto aunque reviente el senador Ricardo García Cervantes, ¿cómo cumplirá el IFE con la ley si no hace esa tarea de policía electrónica?

 

Uno entiende que los senadores se enojen porque la exagerada petición del IFE vino a exhibir que, como otras veces, legislaron sin calcular las consecuencias de las leyes y sin analizar su viabilidad en la práctica. Pero es inaceptable que no quieran corregir lo que hicieron mal, como es inaceptable que se nieguen a reconocer que muchas veces legislan al estilo del mexicanísimo “Borras”.

 

Joaquín López Dóriga, conductor: Efectivamente, estaban los senadores fuera de si ayer con lo que le dijeron al IFE, y como dijo el Chapulín Colorado, “¿Quién podrá monitorearnos?”.

 

5 comentarios el ““¿Quién podrá monitorearnos?”.

  1. Elizabeth dice:

    La reforma en materia electoral fue un gran paso por parte de los legisladores para controlar la plutocracia, entendida como un “sistema de gobierno donde la riqueza es la base principal del poder”, es decir, para que el dinero no fuera impuesto sobre el contenido de los mensajes y la calidad de las campañas políticas, de tal manera que permitieran dar mensajes racionales a los electores para tomar una buena decisión en el momento de las votaciones.
    Si bien, falta legislar de manera más precisa en la que se establezcan lineamientos claros sobre cómo va a ser el uso de los tiempos llamados “oficiales”, como un gran acierto la reforma en materia electoral, por su parte el Instituto Federal Electoral necesita tomar en cuenta una medición cualitativa y cuantitativa de los spots y notas que se transmiten por los diferentes medios de comunicación en las épocas electorales, el primer paso ha sido dado, sólo se tienen que afinar las formas en las que ésta labor será llevada a cabo.
    Mediante una buena metodología se pueden monitorear los medios de comunicación para garantizar que las campañas sean más equitativas y los recursos puedan ser controlados, la tarea no es imposible, pero se tienen que crear los mecanismos necesarios para poder realizarla.

  2. mariana dice:

    Me parece que la opinión de López Doriga carece de credibilidad, en tanto que éste le dio voz a una empresa mediática en la que colabora justo cuando se discutía la reforma electoral. Recordemos que uno de los puntos controversiales era el de limitar el poder mediático, pues el presupuesto destinado a las campañas de medios sería distribuido de diferente manera.
    Al presentar una información así, no se puede ignorar la posición que el periodista adoptó meses atrás; lo que lo coloca como un actor tendencioso que carece de objetividad por lo menos en este tema.
    Por otro lado, me parece que en la coyuntura política dadas las elecciones federales pasadas y la ley mediática en vigor; exigían plantear una reforma electoral que empezara a determinar el curso nacional. Es claro que la reforma cojea aún, pero los cambios se hacen poco a poco; por lo pronto se evidencia una falla: La necesidad de un organismo, que puede ser el IFE, de vigilancia mediática; que permita tomar medidas de control.

  3. Dalia dice:

    No me extraña que sigan molestos los empresarios de la Radio y la Televisión porque ahora será el IFE y no particulares quienes contraten tiempo para spots políticos. Y en lo particular no me parece descabellada la idea de los mil millones de pesos más para el IFE que necesitan para cumplir con las tareas que le asignaron los senadores con su reforma electoral. Porque con un eficaz equipo de trabajo en monitoreo se realiza sin mayores contratiempos.
    Sin embargo, lo cierto es que en nuestro país las reformas no se acaban de aprobar cuando ya se están violando. Claro es el ejemplo del último sport en contra de Andrés Manuel López obrador que crítica su actuación en el congreso.
    Porque si bien hay derecho de expresión la plutocracia se hace presente porque no todos los actores interesados en expresarse en los medios tienen acceso a los mismos.

  4. Mariana dice:

    Era màs que necesaria una reforma que organizara la manera en la que los tiempos en radio y televisiòn eran distribuìdos a los partidos. Las elecciones, asì como cualquier asunto de competencia polìtica era un verdadero espectàculo en todos los medios audiovisuales posibles; el IFE, anota un punto a su favor al legislar acerca de estos abusos, sin embargo, no ha sido posible que esa legislaciòn se regule del todo, obviamente empresarios y medios iban a argumentar injusticia y demàs, ante tal acto para restarle ganancias a sus empresas, pero es necesario entonces dar apoyo a la instituciòn pùblica para hacerse del equipo y profesionales necesarios para la jerarquizaciòn de los medios, asì como para la distribuciòn de la riqueza mediàtica en cuanto al espectro se refiere.

    Me parece interesante la cantidad que se esta pidiendo, porqeu si bien es quizà necesaria, igual de necesario es la prueba de qeu ese dinero se trabaja en pro de lograr una regulaciòn adecuada, es un cambio que sin duda llevarà tiempo, pero justo en ese tiempo es necesario poner toda nuestra atenciòn para que poco a poco partidos y medios logren el equilibrio que se ha perdido desde hace mucho tiempo y qeu dio lugar a una batalla sin final por la atenciòn del paìs, por intereses privados y por supuesto por el poder.

  5. Viridiana Vallarta dice:

    “¿Quién podrá monitorearnos?”.

    Los principales directores de los medios de comunicación están más enojados que los senadores al recibir la noticia de la petición del IFE para aumentar su presupuesto para el monitoreo de los spots, ésto gracias a la nueva ley electoras que se aprobó.

    Como es sabido los medios de comunicación viven de los tiempos publicitarios que se venden dentro de la programación que hacen y que por la nueva ley les limitan el rango de ganancia a los directores de los medios, principalmente de los más grandes Televisa y TV azteca, pues ehchaban más espuma por al boca al recibir la noticia.

    El trabajo del IFE no es fácil por los cambios que sufrió la ley, a parte de monitorear la transmisión correcta de los tiempos asignados por el propio instituto, tendrá que observar que no se transmitan spots sucios o campañas sucias, esto aumenta el nivel de política, por lo menos en los spots que se transmitiran, la televisión y radio son los medios electrónicos más usados y con más impacto en las elecciones, y por esto se tendrá que vigilar aún más.

    Hacía falta de verdad una regulación de los tiempos de los partidos en los medios y copn esta ley se rompió la triangulación de capital que había durante las elecciones ed IFE, PARTIDOS Y TELEVISORAS.

    El aumento que pidio el instituto no es descabellado ya que regularmente las instancias gubernamentales no tienen infraestructura para poder llevar a cabo algunas actividades y por esto se ven en la necesidad de contratar empresas especializadas en esas tareas llamadas “OUTSOURCING” en este caso de monitoreo, y el costo es realmente alto por la Tecnología de Investigaciones que obviamente el Ife no tiene.

    No adulo la nueva ley pero en ese sentido creo que habrá una mejoría, por otro lado el IFE estará mas vigilado por las televisoras para tratar de demostrar que no sirve la ley aprobada, ésta tarea esta principalmente en los líderes de opinión con los que cuanta los medios de comunicación, como el mismo Joaquin López Doriga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s